Descalcificador sin sal la mejor solución para la cal

En este artículo vamos a tratar de proporcionarte toda la información que tenemos a fecha de hoy de los descalcificadores sin sal, cuáles son sus ventajas y desventajas frente a los descalcificadores tradicionales, sus características, su funcionamiento, la opiniones que tienen los usuarios acerca de ellos. Al final, tendrás la información necesaria para tomar una decisión informada sobre qué tipo de descalcificador es el mejor para tu hogar o negocio, ver si son un a buena opción para eliminar la cal del agua y en definitiva,

 ¡Sí, son recomendables y merecen la pena!

¡Empecemos!

 

Todo los que necesitas saber sobre los descalcificadores sin sal, guía completa y preguntas frecuentes

¿Qué tipos de descalcificadores hay?

 

Los descalcificadores se dividen en dos tipos principales:

  • Descalcificadores de intercambio iónico (Sal): Utilizan una resina química intercambiable para eliminar el calcio y el magnesio del agua, se intercambian iones de calcio y magnesio por iones de sodio.
  • Descalcificadores de filtración mecánica (sin sal): Como su nombre lo indica, utilizan una serie de filtros para eliminar el calcio y el magnesio. Los Se usan principalmente en el hogar para mejorar la calidad del agua. Funcionan aplicando una presión alta para que el agua pase a través de una membrana semipermeable, lo que elimina los residuos de cal. Estos filtros tienen la desventaja de que la producción de agua es baja y la membrana debe ser limpiada anualmente. También se usan en algunas industrias o en Comunidades de vecinos.

¿Qué es mejor, un descalcificador con sal o sin sal?

Los descalcificadores con sal son aparatos tran una eficiencia a largo plazo, una mayor efectividad para eliminar los minerales duros. Sin embargo, también tienen algunos inconvenientes como la necesidad de tener un suministro constante de sal, un mayor uso de energía y requerimiento de mantenimiento frecuente.  

Los descalcificadores sin sal se caracterizan por no requerir el uso de sal, lo que conlleva a un menor uso de energía, mayor durabilidad y mayor sostenibilidad. Sin embargo, tienen un mayor costo inicial, mayor eficiencia a largo plazo y menor mantenimiento (normalmente  un recambio al año).

Ambos descalcificadores con sal y sin sal tienen sus ventajas e inconvenientes.

El descalcificador con sal requiere sal para su funcionamiento, lo que significa que hay que rellenar el depósito de sal de vez en cuando, pero la peor parte es que el sodio es malo para la salud y para descalcificar el agua se producen procesos químicos no deseables para el organismo a largo plazo. Esto requiere una inversión adicional en sal en comparación con un descalcificador sin sal. 

Un descalcificador sin sal está prácticamente libre de mantenimiento, es ecológico y produce agua muchísimo más pura.

Por lo tanto, si la calidad del agua es una preocupación para ti, entonces el descalcificador sin sal es la mejor opción. Aunque el descalcificador con sal es una opción más barata, el descalcificador sin sal ofrece más beneficios a largo plazo.

Ahora que ya conoces los diferentes tipos, vamos a ver una serie de cuestiones que probablemente te resulten útiles, 


como por ejemplo….


¿Cuándo es necesario un descalcificador?

Un descalcificador es necesario cuando el contenido de minerales es demasiado alto, lo que puede causar problemas de salud, alergias y daños a los aparatos eléctricos, además por supuesto, esto puede afectar el sabor del agua . 

Y es claramente necesario cuando vemos imágenes como la que vemos a continuación.

cuando hace falta un descalcificador

¿Que hay que saber antes de comprar un descalcificador?

Antes de comprar un descalcificador, es importante conocer el nivel de dureza del agua de su casa para determinar la eficacia y durabilidad del equipo. Otros factores a considerar son el tamaño de su hogar, el presupuesto asignado, los recursos de instalación disponibles y el mantenimiento necesario. Es recomendable investigar sobre los diferentes tipos de descalcificadores para asegurar que seleccione el equipo adecuado para sus necesidades. Pero a groso modo estos son los 6 conceptos más importantes que deberías conocer a la hora de elegir un descalcificador:
Dureza del agua Nº de personas Nº de aseos
Espacio disponible presupuesto disponible tiempo y coste del mantenimiento

Los descalcificadores sin sal son una alternativa sostenible y segura para eliminar la cal de tu agua.

Tipo de Descalcificador Ventajas Inconvenientes
Descalcificador con sal Eficiencia a largo plazo, efectividad para eliminar los minerales duros, menos costosos, no requieren cambios de cartuchos con frecuencia. Necesidad de tener un suministro constante de sal, mayor uso de energía, requerimiento de mantenimiento frecuente.
Descalcificador sin sal No requiere su uso, menor uso de energía, mayor durabilidad, mayor sostenibilidad. Mayor costo inicial, menor eficiencia a largo plazo, mayor mantenimiento.

¿Cómo funciona un descalcificador sin sal?

  1. El agua entra en el descalcificador sin sal a través de una tubería de entrada.
  2. Llega a una unidad de filtración de polipropileno, la cual actúa como un filtro que atrapa y retiene los iones de calcio y magnesio.
  3. Estos iones son entonces atrapados por el material absorbente y se encuentran en la unidad de filtración.
  4. El agua sale de la unidad de filtración y entra en una unidad de regeneración, donde se genera un campo magnético de microondas. Esto ayuda a romper los enlaces moleculares entre los iones de calcio y magnesio, liberando así los iones del material absorbente.
  5. Una vez liberados los iones, el agua sale de la unidad de regeneración hacia una tubería de salida, donde se mezcla con el resto del agua en el sistema de tratamiento.
  6. El agua ahora está libre de calcio y magnesio, ofreciendo así una mejor calidad del agua.

Un descalcificador sin sal es una forma eficaz de filtrar y eliminar el calcio y magnesio del agua para mejorar la calidad del agua, sin necesidad de usar sal. Es una forma segura, sin químicos y no requiere mantenimiento.

¿Qué mantenimiento necesita un descalcificador de agua sin sal?

El mantenimiento de un descalcificador de agua sin sal es relativamente simple. Pero es aconsejable que se realice por un profesional experimentado para evitar posibles errores y su incorrecto funcionamiento.

  • Paso 1: Realizar una inspección visual de su descalcificador de agua sin sal, revisando los componentes internos para detectar posibles fugas, desgaste o daños y asegurarse de que los filtros estén en buen estado y no estén bloqueados. Verificar si hay alguna señal de corrosión en los componentes internos.
  • Paso 2: Limpiar los componentes. Quitar la suciedad y sedimentos acumulados en los componentes internos y externos del descalcificador de agua sin sal. Desconectar y retirar los filtros para su limpieza, luego volver a colocarlos en su lugar.
  • Paso 3: Revisar el agua descalcificada. Verificar que el agua descalcificada sea clara y sin olor. Si el agua tiene un olor extraño o está turbia, reemplazar los filtros.
  • Paso 4: Ajustar los niveles de agua. El descalcificador de agua sin sal debe tener un nivel de agua adecuado para su buen funcionamiento. Se deben ajustar los niveles de acuerdo a las instrucciones del dispositivo.
  • Paso 5: Verifique los niveles de pH del agua. El agua descalcificada debe tener un nivel de pH adecuado para su uso. Utilizar un kit de prueba de pH para determinar el nivel de pH del agua. Si el nivel de pH es bajo, se debe de aumentar el nivel de pH con un corrector de pH.
  • Paso 6: Revisar los niveles de sal. El descalcificador de agua sin sal no debe tener ningún nivel de sal. Utilice un kit de prueba de sal para determinar si hay algún nivel de sal en el agua. Si hay alguna sal presente, aplicar un tratamiento para eliminarla.
  • Paso 7: Limpiar el exterior del descalcificador de agua sin sal con un paño húmedo y asegurarse de que el dispositivo esté seco antes de ponerlo en funcionamiento.

 

Siguiendo estos sencillos pasos, puedes asegurarte de que tu descalcificador de agua sin sal esté funcionando correctamente. Si experimentas alguna complicación durante el mantenimiento, puedes comunicarte con nosotros para ver si podemos solucionar tu problema

¿Cuántos años dura el descalcificador de agua sin sal?

Hay dos tipos de descalcificadores de agua sin sal.

  • El primero es una unidad de intercambio de iones, que tiene una duración de entre 2 y 4 años, dependiendo de la cantidad de minerales presentes en el agua. Esta unidad funciona intercambiando minerales disueltos con una solución de resina contenida en la unidad.
  • El segundo tipo de descalcificador de agua sin sal es una unidad de filtración de ósmosis inversa, y este dura indefinidamente.

Es importante realizar un mantenimiento regular en la unidad (al menos una vez al año) para garantizar que el descalcificador de agua sin sal funcione correctamente y dure el mayor tiempo posible. Esto incluye reemplazar los filtros , así como realizar pruebas de calidad del agua para comprobar los niveles de minerales.  agua, sin necesidad de usar sal. Es una forma segura, sin químicos y no requiere mantenimiento.

¿Cuánto gasta un descalcificador de agua sin sal?

 La cantidad de energía que consume el descalcificador depende de varios factores, como el modelo, el tamaño y el uso.

Por ejemplo, los dispositivos más grandes y avanzados consumen más energía que los dispositivos más pequeños y básicos.

En general, un descalcificador de agua sin sal promedio consumirá alrededor de 1 a 5 kilovatios de energía por hora. Esto significa que los dispositivos más grandes y avanzados consumirán alrededor de 5 kilovatios de energía por hora, mientras que los dispositivos más pequeños y básicos consumirán alrededor de 1 kilovatio de energía por hora.

Además, el uso también afecta la cantidad de energía que consume el descalcificador. Por ejemplo, los dispositivos que se utilizan con mayor frecuencia requerirán una mayor cantidad de energía para funcionar, mientras que los dispositivos que se utilizan con menor frecuencia requerirán una cantidad menor de energía para funcionar.

En conclusión, la cantidad de energía que consume un descalcificador de agua sin sal depende de una variedad de factores, como el modelo, el tamaño y el uso. En promedio, los descalcificadores de agua sin sal consumen alrededor de 1 a 5 kilovatios de energía por hora.

¿Dónde y cómo se pone un descalcificador de agua sin sal?

1. El primer paso es encontrar un lugar adecuado para instalar el descalcificador. El dispositivo debe estar ubicado en un lugar libre de obstrucciones y con una buena circulación de aire.

La ubicación ideal debe estar cerca de la línea de alimentación principal de agua para facilitar la conexión.

2. Después de encontrar un lugar adecuado, se debe preparar el espacio para la instalación. Esto significa limpiar el área, quitando cualquier objeto que pueda obstruir la instalación y proporcionar una superficie plana y estable para el descalcificador.

3. Una vez que el espacio se ha preparado, se debe realizar la conexión de tuberías. El descalcificador se conecta a la línea de alimentación principal de agua, usando la tubería y válvula de entrada y salida proporcionadas.

4. Conectar el dispositivo a una toma de corriente adecuada y el cableado debe cumplir con los requisitos eléctricos.

5. Una vez que todos los conectores estén en su lugar, se debe instalar el cartucho de descalcificación. El cartucho debe ser colocado en la parte superior del dispositivo de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

6. Finalmente, se debe realizar la puesta en marcha del descalcificador. Esto implica abrir la válvula de entrada y salida, asegurándose de que la presión del agua sea suficiente para el dispositivo y activar el interruptor de encendido.

 

Una vez completada la instalación, el descalcificador debe estar listo para su uso. Sin embargo, es importante recordar que el dispositivo debe ser revisado periódicamente para asegurarse de que esté funcionando correctamente. Contáctanos si tienes dudas

¿Cómo puedo saber si el descalcificador va bien?

Para verificar si un descalcificador de agua sin sal está funcionando correctamente, primero debemos tomar una muestra de agua y medir su dureza. La dureza del agua se mide en partes por millón (ppm) y un descalcificador de calidad debe ser capaz de reducir la dureza del agua a al menos 20ppm.

Una vez que hayamos medido la dureza del agua, debemos chequear el funcionamiento del descalcificador. Esto se puede hacer revisando los controles del descalcificador para asegurarse de que estén ajustados correctamente. También es importante revisar los filtros de la unidad para asegurarse de que no estén sucios o bloqueados.

Una vez que hayamos asegurado que el descalcificador está bien ajustado y el filtro está limpio, debemos volver a tomar una muestra de agua y medir su dureza nuevamente. Si la dureza del agua ha disminuido a 20ppm o menos, entonces el descalcificador está funcionando correctamente.

Si la dureza del agua no ha disminuido lo suficiente, entonces el descalcificador no está funcionando correctamente. En este caso, debemos verificar los controles nuevamente y limpiar los filtros si es necesario. También es importante comprobar los sellos de la unidad para asegurarse de que no estén dañados o mal ajustados.

 

O directamente y como es bastante obvio, por que el agua vuelve a saber mal y empieza a aparecer la cal en los grifos de nuevo

 

Cómo puedo saber si el descalcificador va bien

¿Qué se necesita para instalar un descalcificador sin sal?

Para instalar un descalcificador sin sal se necesitan los siguientes elementos:

  • Una bomba de agua para impulsar el agua a través del descalcificador.
  • Una tubería de entrada para conectar el descalcificador con la línea de agua.
  • Una tubería de salida para conectar el descalcificador con la línea de agua.
  • Una válvula de control para regular el flujo de agua a través del descalcificador.
  • Un recipiente para contener el medio filtrante, como polvo de corcho, cartuchos de carbono activado o materiales especiales.
  • Una tubería para conectar el medio filtrante al descalcificador.
  • Una tubería de retorno para conectar el descalcificador con la línea de agua.
  • Una válvula de purga para permitir el drenaje del agua descalcificada.
  • Una unidad de sincronización para controlar el flujo de agua a través del descalcificador.

En conclusión, los descalcificadores sin sal son una excelente alternativa a los descalcificadores convencionales que utilizan sal para remover el calcio y el magnesio del agua.

Estos sistemas proporcionan el mismo nivel de descalcificación que los sistemas de sal tradicionales, pero sin el costo inicial y los costos de mantenimiento asociados. Esto hace que los descalcificadores sin sal sean una excelente opción para aquellos que desean una solución eficaz y asequible para eliminar el cal y el magnesio del agua.

Además, los descalcificadores sin sal proporcionan agua potable y segura sin los riesgos para la salud asociados con el uso de sal.